Por qué el contenido propio es esencial para el SEO

Toda campaña de Marketing Digital debe incluir como requisito indispensable una estrategia de Content Marketing (o Marketing de Contenidos) bien definida, y esta, a su vez, un plan de SEO o posicionamiento tratado de manera específica. De hecho, los contenidos son, en muchos casos, el eje esencial en torno al cual gira una campaña determinada, por lo que jamás puede ser un aspecto que quede relegado a un segundo plano.

Es a través del contenido como contactamos con nuestro target o público objetivo, por lo que este debe ser cuidado con mucho tacto y responder a unos parámetros establecidos de antemano. Asimismo, esa es también la principal razón por la que crear un contenido propio debiera ser una de las prioridades de toda agencia seo que desee lanzar una campaña y que esta alcance sus objetivos.

Conoce a tu público objetivo

En primer lugar, debemos tener claro cuál es el público al que queremos llegar. Es decir, nuestro público objetivo. De este modo, podremos generar contenidos personalizados y no perder el tiempo intentando captar a otros nichos que no nos interesan. Así pues, antes de ponernos a escribir sobre las virtudes de nuestra marca o producto, e incluso de pensar en el SEO, deberemos realizar un análisis del nicho al que queremos llegar. Esto nos ahorrará tiempo, dinero y futuras frustraciones.

Qué tipo de contenido elaborar

El siguiente paso dentro de la estrategia de Content Marketing será decidir la clase de contenidos que crearé para mis potenciales clientes. Un error que suele cometerse a menudo es generar contenido que habla casi exclusivamente de nuestra marca y de los beneficios de nuestros productos o servicios. Y, si bien es cierto que uno de nuestros objetivos es dar a conocer lo que ofrecemos, la perspectiva a la hora de abordar los contenidos debe ser otra: debemos redactar pensando en nuestro público —al que ya debemos conocer a la perfección—, de manera que lo que obtenga de nosotros sean soluciones a sus problemas y vías eficaces para alcanzar sus deseos.

A estas alturas, con plena conciencia de a quién nos dirigimos y con una idea muy clara de qué imagen queremos proyectar sobre nuestra audiencia, ya estamos en disposición de trazar una estrategia SEO para posicionarnos lo más arriba posible en los buscadores. Pero para ello no solo basta con utilizar las keywords (o palabras clave) que más nos convengan, sino que estas deben ser enmarcadas dentro de un todo que también sume, que sea constructivo. Es decir, dentro de entradas y artículos que sean originales y exclusivos, lo que no solo nos ayudará a posicionarnos de una manera más rápida, barata y eficaz, sino que contribuirá a que nuestra imagen de marca se vea notablemente beneficiada.

Una excelente manera de construir contenidos que compartan estas características es tener siempre en mente la historia de nuestra marca. Aunque esto, después de lo dicho en los dos párrafos anteriores, puede parecer contradictorio. La historia de la que deben partir todos nuestros contenidos tiene que ver con nosotros como marca, sí, pero desde la óptica de qué tiene que ver con nosotros el público al que nos dirigimos. Dicho de otro modo, debemos no solo hacer participes de nuestra historia a nuestros potenciales clientes, sino colocarlos en un lugar privilegiado: el de protagonistas de nuestra propia historia.

Los canales de difusión y el formato del contenido

Asimismo, debemos estudiar qué canales se ajustan más a nuestra estrategia de marketing digital. Para ello, debemos tener en cuenta fundamentalmente cuáles son nuestros objetivos y el público al que nos dirigimos. De este modo, podremos decidir qué canales son más rentables a la hora de publicar nuestro contenido (que siempre ha de ser contenido propio), así como qué formato será el más adecuado para llegar a nuestra audiencia (con las miras puestas en alcanzar su fidelización).

Otro error que suele cometerse frecuentemente en el Content Marketing es generar el mismo contenido para todo nuestro público. No olvidemos que parte del mismo ya nos sigue (ya está fidelizado), por lo que si le enviamos el mismo mensaje que a aquel al que queremos captar, es probable que se canse de recibir información que no le incumbe y ya ha escuchado o leído de manera reiterada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: