Las claves del Content Marketing

Las claves del Content Marketing

El Content Marketing (o Marketing de Contenidos) ha demostrado ser, desde la globalización de Internet, uno de los instrumentos más eficaces para desarrollar de manera correcta cualquier negocio digital, así como para alcanzar su consolidación. No en vano, no hace falta más que pensar en la dinámica de consumo de los usuarios (de nosotros mismos, sin ir más lejos) para advertir la enorme cantidad de tiempo que dedican a leer publicaciones en las que predomina el texto; el consumo de imágenes sigue ganando por goleada, sí, pero en infinidad de ocasiones ha sido la palabra escrita la que ha conducido al cibernauta hasta esa fotografía de producto colgada en Instagram, o hasta ese vídeo en el que se explican las últimas tendencias en posicionamiento SEO.

La idea esbozada en el párrafo anterior no es novedosa, pero nos ayuda a focalizar la atención sobre la materia que nos ocupa: la importancia del Content Marketing en toda estrategia publicitaria que desee alcanzar el éxito. Veamos a continuación cuáles son algunas de las principales consideraciones que todo profesional del medio digital dedicado a la comunicación (ya sea un redactor freelance, ya el director de contenidos de Adidas) no puede pasar por alto.

Un target variado

Con este encabezado hacemos referencia a uno de los pilares del Marketing de Contenidos: el target (o público objetivo) al que nos dirigimos suele ser muy variopinto, por lo que antes de crear una estrategia o una campaña publicitaria debemos segmentarlo. De este modo, teniendo varios subgrupos, podremos afinar con mucha más precisión a la hora de elaborar nuestros contenidos. Asimismo, la difusión de dichos contenidos también debería ajustarse a esta idea. Es decir, que la programación de nuestras publicaciones (en redes sociales, en el blog de nuestra web, etc.) debería hacerse atendiendo a las características y costumbres que conforman a cada uno de los subgrupos de nuestro target.

Promesas imposibles

Uno de los errores más frecuentes en la elaboración de contenidos es crear y difundir publicaciones que inviten a nuestros potenciales clientes a que visiten nuestra web con temáticas muy atractivas pero que luego no tienen continuidad dentro del site. Es decir, no podemos seducir al lector con promesas que no vayamos a poder cumplir. Si alguien entra en nuestra web esperando encontrar más de lo mismo (más contenido como el que le ha traído hasta nosotros) y se topa con algo totalmente distinto, no solo habremos perdido a un potencial cliente (para siempre, probablemente), sino que estaremos perjudicando nuestra credibilidad y nuestra imagen de marca.

Coherencia

El párrafo anterior podría resumirse en una simple máxima, aplicable a prácticamente cualquier ámbito del Marketing: hay que ser coherentes en cada una de nuestras acciones. En el caso del Content Marketing, además, este principio cobra mayor relevancia, ya que esa continuidad temática a la que nos referíamos favorece (y mucho) la inclusión de vínculos internos, uno de los requisitos imprescindibles para el correcto posicionamiento SEO (una herramienta que, visto lo visto, Google va a continuar puntuando alto).

Además, tomarnos la coherencia temática en serio y tenerla presente en todo momento puede servirnos como guía de gran valor: podemos programar series de artículos relacionadas entre sí. De este modo, si los lectores leen en nuestro blog un artículo que les gusta y quieren saber más sobre el tema, no tendrán que abandonarnos y acudir a otros para saber más sobre el asunto: bastará con colocar un hipervínculo que lo dirija a otra de nuestras publicaciones, dando así respuesta inmediata y satisfactoria a su inquietud. Eso sí, para realizar esta tarea como es debido, será preciso que, previamente y como decíamos, hayamos estudiado nuestro target de manera pormenorizada, así como haber realizado una correcta labor de programación de contenidos.

La exclusividad como meta

Sí, ya hemos escuchado una y mil veces aquello de que en Internet está todo dicho (y leído y visto y escuchado), pero nuestra recomendación es que, por más que cueste, siempre intentes dar un nuevo enfoque a cada una de tus publicaciones, tanto al fondo como a la forma. Solo de este modo conseguirás destacarte de entre la gran multitud que se dirige al mismo público que tú, y, detalle no poco importante, tus mejoras en cuanto a imagen de marca y a posicionamiento SEO no tardarán en llegar.   

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: